Conociendo a… Katsumi Komagata

Katsumi Komagata durante la firma de ejemplares

Katsumi Komagata durante la firma de ejemplares

Muchos ya conocéis nuestra debilidad por el artista Katsumi Komagata y esta semana hemos podido disfrutar gracias a la gente de Bonito editorial de una conferencia de este magnífico creador. 

El virtuoso japonés nos ha hablado de su vida, de sus libros y de todos los proyectos que le han llevado a recorrer el mundo y a compartir experiencias con otros ilustradores y profesionales. 

Katsumi Komagata

Katsumi Komagata es un diseñador gráfico que ve como su vida cambia drásticamente el día en el que nace su hija. La necesidad de comunicarse con ella mientras era un bebé le lleva a crear un lenguaje únicamente visual, formado a partir de un montón de tarjetas con diferentes formas geométricas (círculos, cuadrados, pirámides) en blanco y negro a las que la bebe responde de forma efusiva.

Algunos trabajos de los alumnos asistentes al curso de Katsumi Komagata

Pasado un tiempo, llegaron los colores y las palabras y las tarjetas se volvieron más sofisticadas; el color daba paso al objeto y el objeto a una acción. Así, estas tarjetas se convirtieron en una de las obras más características de Komagata: las cajas Little eyes.

Los inicios fueron un poco complicados porque no encontraban editores. Sin embargo su traslado a Nueva York le permitió encontrar un trabajo estratégicamente situado frente al Museo Moma de Nueva York, lo que propició que hoy podamos tenerlas en nuestras manos y disfrutarlas.

Algunos trabajos de los alumnos asistentes al curso de Katsumi Komagata

Algunos trabajos de los alumnos asistentes al curso de Katsumi Komagata

De hecho, uno de los primeros libros que construyó Komagata fue Blue to blue, un delicado juego de pliegos y tonalidades, una técnica muy recurrente del artista nipón, que representan la historia de unos peces que atraviesan el mar en busca de sus padres.

Little Tree

La que quizás se ha convertido en su obra más premiada y admirada es Little treeKomagata nos ha confesado que se lo dedicó a una persona muy cercana que falleció. El texto, muy metáforico, nos cuenta el nacimiento y la vida de un árbol hasta que muere y desaparece, aunque su semilla permanece y da paso a una nueva vida.

Nuevos proyectos

También nos ha hablado de sus proyectos, uno ellos, su colaboración con un hospital. En las fotos podemos ver cómo Komagata utiliza los colores y las imagines de animales para guiar a los pacientes en el hospital. Incluso llegó a crear móviles para la sala de odontología y diseño un pequeño libro que cabía en los bolsillos del uniforme del personal.

Proyecto con un hospital

Proyecto con un hospital

En este momento, se encuentra inmerso en un proyecto que ya dura dos años. Se trata del libro de la imagen inferior, una obra dirigida a niños con problemas de daltonismo.

Libro para niños con problemas de daltonismo

Además sus experiencias con niños ciegos y sordos le han llevado a comprender la base de la comunicación y la importancia de mantener el contacto físico, sobre todo en esta época dominada por un ambiente digital.

Boceto de un trabajo de Komagata

Aunque si algo nos ha llamado la atención especialmente es su empeño en mantenerse “pequeño”, un adjetivo que aplica a su tarea como editor de libros: “quiero ser pequeño. Me gusta mantener un contacto directo con las librerías y con los libreros que venden sus historias para no alejarme de la realidad”.

Nosotros disfrutamos muchísimo con su obra desde hace algunos años y después de escucharle hablar con tanta pasión sobre su trabajo nuestra admiración no ha hecho más que crecer. ¡Os animamos a que os acerquéis a Komagata en esta entrada del blog!