ALATORCIDA

ala_torcida

Ilustración: Janel Cannon
Autor: Janel Cannon
Editorial: Juventud, 2006

…Una de esas cucarachas había sido como cualquier otra… hasta que se salvó por los pelos de un sapo hambriento. Se torció una de sus delicadas alas alargadas cuando huía desesperada de la lengua de sapo. Desde entonces, todos la llamaban Alatorcida.